Paraguas invertido plegable y a prueba de viento

Todos hemos vivido esta situación: día de viento y lluvia. Llevamos nuestro paraguas, que ya nos sirve de poco porque el agua va cayendo en la dirección que quiere, y, para colmo de males, una ráfaga de viento hace que nuestro paraguas se dé la vuelta. Tras unos cuantos intentos por devolverlo a su estado original, comprobamos que las varillas se han roto y que el paraguas ha quedado inservible.

Para resolver todos estos problemas llega este paraguas invertido. Cuando está plegado y de pie, la parte interior del paraguas es la que queda hacia fuera, de forma que no pasa nada porque se dé la vuelta. Tiene doble capa de tela y estructura de acero, y cuenta con apertura automática con un botón.

Las rayas reflectantes en el borde sirven para mejorar la visibilidad del paraguas en ambientes oscuros. El mango, en forma de C, hace que sea más sencillo sostenerlo con una mano. Además, al ser invertido, tiene la ventaja de que es más complicado mojarse al cerrarlo entrando en un coche, o en un portal.