Almohada de viaje con soporte para el cuello

No sé vosotros, pero yo, cada vez que quiero echarme una siesta viajando, termino con el cuello hecho polvo. De las típicas almohadas de viaje mejor ni hablar, es peor el remedio que la enfermedad.

Si eres como yo y no puedes dormir con las almohadas de viaje tradicionales, te gustará saber que Turtl ha pensado en esto y ha fabricado una almohada que, vista desde fuera, más bien parece una braga para el frío, pero que esconde dentro un soporte para apoyar el cuello.

Está pensada especialmente para mantener el cuello en una posición saludable en viajes de larga distancia, y es lavable a máquina.

Buscando se pueden llegar a encontrar, además, ideas alternativas para el mismo problema, como la almohada SGODDE, la almohada Huzi o la almohada Ostrich.

Sea cual sea la almohada que elijas, felices sueños.