5 productos locos que regalar en San Valentín

¿No sabes qué regalarle a tu pareja el 14 de febrero, pero quieres que sea algo divertido, único y muy loco? No todo tiene por qué ser rosas, chocolates, poemas o cenas a la luz de la luna. Mucha atención a estas ideas que te proponemos para que este San Valentín sea más original que nunca:

Un trípode deformable para poder hacer fotos en cualquier sitio

Para el próximo viaje que tenéis pensado hacer a la selva tailandesa… ¿qué mejor regalo que un trípode deformable que incluso podéis agarrar a la rama de un árbol?

Unos calcetines envueltos como si fueran un plato de sushi

Si a tu pareja le gusta la comida japonesa, pero a ti no… quizás le haga ilusión este pack de calcetines con aspecto de plato de sushi. Y así podéis los dos pasar el invierno con los pies bien abrigaditos.

Una almohada de viaje con soporte para el cuello

Para ir a la selva tailandesa, por cierto, necesitaréis coger un vuelo largo. Para las cabezaditas que vais a echar en el camino, una almohada con un buen soporte cervical será imprescindible.

Una taza que remueve su contenido con sólo apretar un botón

Qué mejor que un desayuno con un buen Cola-Cao, pero con los grumos bien removidos, o un café con su azúcar bien disuelta. Esta taza hará que remover su contenido sea cuestión de apretar un botón.

Un par de zapatillas que limpian el suelo mientras pisas

Ya no tendréis que enfadaros entre vosotros si uno de los dos entra en la habitación con el suelo todavía mojado. Con estas zapatillas-mopas, pisando incluso ayudaréis a dejar el suelo como los chorros del oro.